3 Pilares Clave Del Tratamiento Para El Herpes Simple

Cuando aparece el temido virus del herpes simple, brotan unas dolorosas ampollas en algún punto de nuestro cuerpo. Estas suelen secarse y desaparecer en pocos días, pero el virus permanece latente en nuestro organismo y cuando bajan las defensas es muy probable que vuelvan a aparecer.

¿Cómo erradicarlas definitivamente? ¿Existe un tratamiento para el herpes que sea efectivo?El virus del herpes es muy común, y puede aparecer en cualquier persona sin distinción de sexo o edad.

A continuación te daremos 3 consejos clave para que puedas aliviar sus síntomas y prevenir sus apariciones.

Tratamiento para el  herpes simple: 3 recomendaciones básicas

Higiene

Una de las características más importantes del virus del herpes, es que este es extremadamente contagioso. Por lo tanto, la higiene se convierte en algo prioritario para evitar su propagación a otras personas y a otras partes de tu propio cuerpo:

* Evita tocar y rascar con las uñas las ampollas, y lávate las manos con frecuencia, preferentemente con un jabón antiséptico.

* No compartas tus toallas o toallones con otras personas.

* No compartas hojas de afeitar ni otros utensilios de aseo personal.

* Lava muy bien los elementos que hayas utilizado para comer o para preparar tus alimentos.

Este es uno de los principales consejos en los que hacemos hincapié cuando hablamos de remedios caseros para el herpes genital.

Alimentación

Se ha comprobado que los alimentos que contienen una buena dosis de lisina ayudan a frenar las reproducción del virus del herpes, y por ello es importante que incluyas este tipo de comidas durante tu tratamiento para el herpes simple.

Incluye también alimentos como el yogur, kefir, queso, crema agria, huevos, perscados, pavo, carnes magras y orgánicas, papas, sandía, queso cottage, paltas, suero de leche, manzanas, pepinos, arroz integral y zanahorias.

Bebe además al menos un litro y medio de agua cada día.Alivio de los síntomasUna vez que las ampollas han brotado, hay que mantener la zona limpia y lo más seca posible. Para ello puedes utilizar maizena (almidón de maíz) para espolvorear las vesículas como si fuera un talco.

Si las ampollas están en tus genitales, puedes aliviar el ardor y la comezón enviándole aire con un secador de cabellos a temperatura fría.No uses ropas apretadas; prefiere siempre telas como el algodón y que permitan la circulación de aire para que las ampollas se sequen más rápido.

Si estás muy dolorido, aplica compresas bien frías o incluso aplica una barra de hielo sobre la zona.

En el artículo de remedios caseros contra el herpes labial entro en más detalles sobre la alimentación.

Controlar el estrés

Y por último, como recomendación general agregaremos que es muy importante aprender a controlar el estrés y las situaciones de nervios, porque es cuando suelen brotar las ampollas como una respuesta del organismo a esa tensión excesiva.

Trata de descansar al menos 8 horas por noche (debe ser un sueño ininterrumpido para controlar correctamente tus niveles de cortisol).

Y haz ejercicios al menos 3 veces por semana para disminuir tu ansiedad.Si eres constante y aplicas a consciencia un tratamiento para el herpes casero y natural, te asombrarás con los excelentes resultados que vas a obtener.

Las medidas de higiene adecuadas junto con el uso de remedios naturales y de terapias para bajar el estrés conforman la solución más efectiva para eliminar el virus del herpes. Por eso, si estás decidido a acabar definitivamente con tus herpes, te recomiendo que sigas paso a paso el poderoso sistema Adios Herpes de Alex Torres. Esta guía 100% natural te ayudará a eliminar el virus de tu cuerpo para siempre.

Deja tu opinión