8 efectivos remedios caseros contra el fuego labial

El herpes labial, también llamado en algunos países como “fuego labial” es una enfermedad causada por un virus del tipo 1 que se puede contagiar por un beso, elementos contaminados como toallas, utensilios de cocina, etc.

En el siguiente artículo conocerás de qué manera puedes mejorar el tratamiento para el herpes labial, usando remedios caseros.

Qué saber sobre el herpes labial

Los brotes de herpes labial tienen cinco fases: hormigueo, ampolla, drenaje, costra y curación. Los primeros se presentan entre una y dos semanas después del contacto con la persona infectada.

El momento más contagioso es entre la segunda y la tercera fase, es decir, cuando la ampolla se revienta y supura líquidos. Este virus puede permanecer en estado de “latencia” (dormido) y reaparecer (despertar) en cualquier momento.

Una ampolla labial dura una semana aproximadamente

Entre los síntomas a tener en cuenta antes del tratamiento para el herpes labial se encuentran: comezón, ardor, aumento de sensibilidad en la zona, hormigueo, ampollas pequeñas rojas y dolorosas con un líquido amarillento claro, costras amarillas que al caer dejan la piel rosada y fiebre.

Remedios caseros para el tratamiento del herpes labial

Durante un tratamiento con fármacos para el herpes labial es una buena idea “ayudar” con remedios populares, los cuáles sirven para reducir el dolor y las molestias y son parte de los tratamientos para el herpes labial

Aplica hielo

Aplica una bolsa plástica con hielo envuelta en una toalla apenas comiences a sentir cosquilleo en los labios, para poder reducir la inflamación. También servirá aplicar una bolsita de té negro mojado con agua tibia para calmar el ardor.

=> Si quieres saber cómo curé el herpes labial para siempre haz click aquí <=

Pulpa de tomate y aloe vera

Limpia a diario la ampolla con pulpa de tomate y cuando seque, aplicar la salvia de un tallo de aloe vera, para poder secar el área.

Utiliza hamamelishamamelis para curar el fuego labial

Empapa un trozo de tela de algodón con hamamelis, aplica varias veces al día para resecar erupciones o llagas.

Aceite de ricino

Embebe una tela de algodón en dos cucharadas de aceite de ricino. Aplica en el labio donde salió el herpes.

Aceite de árbol de té

Coloca en la ampolla dos gotas de aceite del árbol de té cada 15 minutos durante todo un día. Es un antiviral que impide que el virus se desarrolle en otras zonas y ayuda a que los síntomas desaparezcan más rápido.

Zumo de limón

Extrae el zumo de un limón y aplica algunas gotas en el brote tres veces al día. El zumo de limón es un potente desinfectante.

Ceniza de madera

Coloca un poco de ceniza de madera en el área afectada por el herpes.

Yogur natural

Coloca una cucharadita de yogur natural frío directamente sobre la zona afectada por el herpes labial.Mezcla una cucharada de vinagre con una de miel. Aplica con un algodón en el labio.
Para mejorar la eficacia del tratamiento para el herpes que estás siguiendo, no dudes en elegir cualquiera de estos remedios caseros. Y si quieres asegurarte de acabar con el herpes, debes aplicar el mejor sistema natural que existe hoy en día, el método Adios Herpes.

Gracias a lo que aprenderás en el libro de Alex Torres conseguirás fortalecer tu sistema inmune y desintoxicar completamente tu organismo, creando una coraza para cualquier tipo de infecciones, entre ellas el herpes.

Haz click aquí para cambiar tu vida, como ya lo han hecho más de 4.300 personas

3 comentarios

  1. Felipe
  2. Laura Antolín

Deja tu opinión